Técnica

museo vacío | técnica

El Museo Vacío es un sistema que permite el disfrute de experiencias de realidad virtual immersiva, con libertad de movimiento en el espacio físico gracias a su diseño inalámbrico. El método está compuesto de un sistema fijo (la base) y uno o varios sistemas móviles (satélites) vinculados a la base. Cada usuario tiene un satélite, consistente en una mochila y unos auriculares de realidad virtual, así como sensores de orientación y localización. La función de los satélites está controlada desde la base, girándolos, parándolos, asignándoles demostraciones de mundos, supervisándolos, etc.

Instalación

La función del sistema requiere un espacio de al menos 6x5 metros, suficientes para su instalación y bastante para ofrecer una cierta área de exploración al usuario. La instalación requiere ciertas estructuras conectadas al techo, compuestas de una serie de elementos fijos (Intersense’s IS 900 Ultrasonic Rangefinder Modules or URM)) de posición conocida.

La unidad de control transmite esta información al ordenador base, que de este modo sabe la posición y la orientación delantera de todos los usuarios en el Museo Vacío, cada uno de los cuales lleva un faro sensor.

Esto es transmitido a los satélites por una red inalámbrica. Los satélites reciben la información en relación con la posición de los usuarios y la orientación delantera de la base y generan una imagen virtual de mundo para estas posiciones y dirección de la vista.

El usuario ve la imagen generada con una resolución de 1024 x 768 y oye el sonido espacializado de 3D.

Software

El contenido visto en el Museo Vacío es creado y conducido por dos módulos de software principales: un motor de interpretación y un motor de interacción, ambos basados en Open Scenegraph abren el estándar de la fuente.

La interacción entre el usuario y el mundo virtual está basada en su posición y la dirección de su mirada. Ambos son controlados por una máquina estatal que provoca los acontecimientos que pueden ocurrir basados en el comportamiento del usuario.

De este modo, el empleo de diferentes instrumentos de creación para desarrollar el nuevo contenido se hace posible. Así como la definición geométrica y el aspecto de los mundos, OSG permite la inclusión de sonido 3D localizado, animaciones avanzadas, comportamientos, etc. También debemos acentuar la capacidad de crear caracteres virtuales con animaciones avanzadas, comportamiento inteligente capaz de interactuar con el usuario. La aplicación que controla el Museo Vacío es programada para manejar una réplica del usuario (avatar), que puede moverse en el mundo virtual junto con otros usuarios.